8 Consejos útiles para ir de safari

Ser especialista en viajes a Sudáfrica implica, casi obligatoriamente, ser también especialista en safaris. Y aunque ya estamos algo acostumbrados a vivir esta experiencia (que supondrá un sueño lejano para muchos), nos sigue pareciendo una aventura tan emocionante, educativa y única como el primer día.

Encontrarás que existen tantas formas diferentes de disfrutar un safari como animales hay en la naturaleza: desde una escapada a un remoto bosque donde sentirse un intrépido explorador, a otros pensados para todas las edades que vivir en familia, o volcados en el romanticismo y el lujo.

La gama de experiencias puede adaptarse a todos los gustos. Y al igual que un león selecciona su presa, o una jirafa escoge entre un buen puñado de hojas su aperitivo perfecto, merece la pena tomarse el tiempo apropiado para crear el safari que más se ajuste lo que buscas como viajero.

Teniendo esto en cuenta aquí van algunos consejos válidos para cualquier persona que viva la exploración entre animales salvajes por primera vez:

1. No te ciñas a los Big 5: Por supuesto ver leones, leopardos, elefantes, búfalos y rinocerontes es genial, y una razón de peso para venir a Sudáfrica, pero ¡hay mucho más! Cebras, hipopótamos y jirafas son sólo unos pocos y la lista sigue. Infórmate sobre los animales que habitan el entorno y descubre otras especies menos conocidas que es probable que veas. Aprende a disfrutar de la compañía de impalas o apreciar ejemplares a la vista más “feos” como jabalís africanos, e intenta no tomarte el safari como una lista de animales que ir tachando de tu lista. Los guías y conductores harán todo lo posible para encontrar a todos los animales que tienes interés por ver si se lo comunicas, pero recuerda que se trata de un recorrido por la naturaleza salvaje: los parques y reservas son enormes, los animales son impredecibles, y la mayoría de ellos suelen camuflarse. No siempre puede garantizarse que vayas a tener la suerte de ver un guepardo en plena caza, pero sin duda un safari será la mejor manera de acercarte a esa incomparable oportunidad.

A veces merece la pena pegarse un madrugón y coger una unidad de safari al amanecer por mucho que cueste despegarse de las sábanas. Los animales suelen estar mucho más activos a primera hora cuando el clima es más fresco y se acaban de despertar. También existe la posibilidad de hacer safaris nocturnos donde encontrar animales que nunca vas a ver durante el día, pero eso sí, recuerda que en algunas zonas la iluminación atrae mosquitos y protégete contra ellos.

2. Guíate por un experto: Por lo general en las reservas privadas los safaris de lujo están siempre guiados por expertos, mientras que algunos parques nacionales dejarán a tu elección realizar la visita de forma independiente. En este segundo caso podrás entrar con tu propio vehículo siguiendo las normas indicadas y limitando tu recorrido a las zonas aptas para ello; es sin lugar a dudas una aventura fantástica, pero si no conoces bien la zona lo más probable es que no consigas ver muchos animales, o tardes siglos en  encontrarlos.

Dependerá mucho de tu suerte, pero si eres un primerizo en el mundo de los safaris lo mejor es disponer de un buen guía que no sólo sepa encontrar los mejores rincones para observar la fauna, sino que también sepa cómo actuar frente a los animales, proporcione buenas explicaciones y conteste tus preguntas. Además, en algunos lugares como el Parque Nacional Kruger sólo se permite la circulación fuera de los caminos (donde hay más animales escondidos) de la mano de un guía autorizado.  ¿Cómo distinguir a un buen guía? Tendrá la voluntad de compartir todo tipo de conocimientos e información sobre los mamíferos, aves, insectos, reptiles, árboles y plantas en relación con el entorno natural, la capacidad para identificar de inmediato los animales con todo lujo de detalles, explicar las características distintivas del macho y la hembra de una especie, conocer los hábitos de los animales y sus escondites habituales, pondrá de su parte en localizar a los animales específicos que desees observar, explicará los rituales de apareamiento de la especie, describirá la estructura social de sus grupos, su comportamiento, y dará información detallada sobre su forma de vida.

Atrévete a preguntar todo dato por lo que tengas interés: ¿de qué se alimentan?, ¿cuánto dura el período de gestación?, ¿son animales solitarios o conviven en grupo?, ¿son monógamos?, ¿tienen una sociedad matriarcal o las manadas las encabeza un patriarca?

3. Haz bien el equipaje:  Un par de prismáticos son absolutamente indispensables en un safari, así que asegúrate de meterlos en tu maleta si tienes unos por casa. Verás que casi todos los guías disponen de unos y en muchos tours te los ofrecerán si no dispones de ellos, pero puede ser frustrante tener que pasárselos a tus acompañantes cuando en realidad todavía te gustaría seguir disfrutando del león acechando a su presa en la distancia, o poder observar la fisonomía de los animales en detalle durante unos minutos. Si tienes una buena cámara de fotos otra opción es usar el zoom (saques la foto o no), pero si no la tienes o prefieres reservar la batería compensa llevar un buen par de prismáticos compactos, especialmente ni no disfrutas de una vista de águila.  

No hace falta que te vuelvas loco comprando la vestimenta completa de safari, sólo ten en cuenta que es mejor llevar ropa cómoda de algodón que no importe si se llena de polvo y evita colores demasiado brillantes. ¿Es obligatorio el color kaki? Por supuesto que no, pero se recomienda que todas las prendas de vestir sean de un color neutro ya que ayuda a mezclarse con el entorno y las posibilidades de buenos avistamientos de animales crecen si estamos algo camuflados. No pasa absolutamente nada si llevas camisetas de colores pero recuerda que estás de safari: no hace falta vestir a lo Indiana Jones pero puede que sea mejor dejar tu vestido de lentejuelas en casa. Recuerda que las noches de invierno y primeras horas de la mañana pueden ser frías; lleva ropa de abrigo que ponerte hasta que caliente el sol, cuanto más fácil de poner y quitar mejor (pañuelos, chaquetas, capas) ya que el tiempo suele variar muy rápidamente del frío al calor en pocas horas. 

4. Olvídate del móvil e intenta no ser demasiado ruidoso: En algunas zonas dentro de las reservas y parques no es tan fácil conseguir una conexión decente, por lo que hay menos posibilidades de que tu teléfono suene durante un safari… ¡mucho mejor! no hay nada que interrumpa más el ambiente que alguien hablando por teléfono a viva voz o el sonido continuo de aparatos electrónicos cuando uno trata de sumergirse en la experiencia del safari africano. Silencia tu cámara si te dispones a borrar fotos a golpe de “bip”, y recuerda que tu voz no es tan melódica como los sonidos de la naturaleza.

Es probable que en algunos safaris compartas vehículo con otras personas y es una buena oportunidad para socializar comentando la experiencia ya que hay mucho sobre lo que hablar, pero en un safari o paseo por la naturaleza trata de tener en cuenta que los animales tenderán a alejarse si escuchan sonidos fuertes.  Por supuesto no hace falta permanecer en silencio ¡ni mucho menos! Pero si hay animales cerca o alguien trata de grabar un vídeo intenta ser respetuoso y habla bajito. 

5. No te conviertas en carne para los leones: Nunca salgas del vehículo sin preguntar antes a tu guía si es seguro o ves indicaciones de advertencia. No importa lo tentador que pueda ser conseguir esa foto perfecta de ti tocando un rinoceronte; no lo hagas. Los safaris son muy seguros pero es necesario comprender que te rodeas por una vida salvaje en la que no existen las jaulas de zoo. Además ten en cuenta que la visión nocturna de muchas especies es mejor que la tuya por lo que si tropiezas con ellos en la oscuridad ellos detectarán tu presencia antes de que los veas.  Si te alojas en una reserva no vallada no salgas a caminar por el campamento durante la noche por tu cuenta tal y como te indicará la dirección. Por lo demás no hace falta seguir más precauciones que las que los guías indiquen. Realizar safaris es emocionante pero no es una actividad de riesgo.

6. Elige una época: Cómo ya comentábamos en la sección sobre la mejor época para visitar Sudáfrica los animales campan a sus anchas por parques y reservas todo el año y cualquier temporada es buena para realizar un safari,  pero puede que durante el invierno (de junio a septiembre) sea algo más fácil observar animales ya que la vegetación es menos frondosa y a los animales les resultará más difícil camuflarse.

Así mismo, cuanto más seca sea la temporada más probabilidades tendremos de encontrar ejemplares de todas las especies bebiendo en charcas y pequeños lagos. Por otro lado, durante el verano de Sudáfrica (diciembre a febrero), encontraremos árboles, plantas y flora en todo su esplendor. Será más habitual tener que buscar animales entre las sombras de una exuberante vegetación.

7. Elige un lugar y alojamiento: Sudáfrica tiene más de 600 parques y reservas repartidas por los más diversos territorios con climas diferentes.  

Sin duda alguna el Parque Kruger es el destino más famoso en lo que a safaris respecta, pero no es la única opción. Echa un vistazo a la información sobre Safari en Eastern Cape, o la inexplorada reserva de Madikwe. Lo mejor es informarse bien con antelación para seleccionar la zona que mejor se ajuste al tipo de safari que buscas. Una vez tengas una idea aproximada sobre qué tipo de experiencia buscas asegúrate de conseguir un alojamiento que se adapte a tu idea de Safari, y ya que has venido a ver animales, cuanto más cerca de la vida salvaje, mejor.

En muchos casos encontrarás que los mismos lodges y campamentos dentro de las reservas, como el Gorah dentro de Addo Elephant Park,  organizan los safaris, una opción más que cómoda para tener acceso a las mejores zonas a un paso de tu habitación. 

8. Disfruta: Tómate tu tiempo para apreciar la naturaleza a tu alrededor, escucha los sonidos y respira aire puro. Vive la aventura de observar la vida salvaje pero no olvides que a veces, el momento más mágico de un safari es cuando no pasa nada. 

Y si tienes cualquier duda ¡pregúntanos!

 

Inspírate con nuestros exclusivos viajes a Sudáfrica haciendo Click aquí.

Viajes Relacionados

Nuestros post recomendados

10 abr. 2017

Londolozi Varty Camp

Conoce el remoto secreto de este alojamiento, el por qué se ha convertido en uno de los destinos de lujo y ecoturismo mejor valorados del mundo.

24 sept. 2015

Especialistas en Sudáfrica

Bienvenido a lo que llamamos, nuestro hogar, Sudáfrica tiene mucho de lo que disfrutar… Elige tu mano experta ¡tu Aventura acaba de empezar!

09 mar. 2016

Información sobre el Parque Kruger

¿Un safari por el Parque Kruger? Indiscutiblemente tenemos la clave de uno de los más célebres Parque Naturales del Mundo. ¡Aventúrate!

08 ago. 2017

Viaje Estandar en Pareja a Ciudad del Cabo, Ruta Jardín y Eastern Cape

Averiguad nuestro itinerario ejemplo para parejas exigentes a África, imaginarlo, crearlo y nosotros lo diseñaremos a vuestro gusto y medida.

27 ene. 2017

Viaje Original en Pareja a Ciudad del Cabo, Parque Kruger y Cataratas Victoria

Disfruta de los mejores destinos del Sur de África. Recibimientos en español, guías privados, románticas veladas… Disfruta África en pareja.

06 sept. 2016

La mejor época para viajar a Sudáfrica

Descubre el clima de Sudáfrica, el mejor momento de visita sin aglomeraciones y la época líder para un disfrute absoluto de tu safari de lujo.

13 mar. 2017

Requisitos para viajar a Sudáfrica desde Uruguay

Un viaje desde Uruguay ofrece mucho que desear, pero… ¿tienes todos los requisitos indispensables para lanzarte a la Aventura?

02 ago. 2016

Viaje Original en Familia a Johannesburgo, Madikwe y Sun City

Para las familias originales que busquen una escapada especial y fuera de lo común, éste es vuestro punto de encuentro. Vividlo.

Real Time Analytics